Visitas al Brasil

Edição VII | 01 - Jan . 2003

James Delouche - JCDelouche@aol.com

    Mi mas reciente visita al Brasil fue en noviembre ultimo. Durante el viaje recordé de mis visitas anteriores y de esos viajes al Brasil, lo que más recuerdo es la primera visita, en 1964; un colega y yo fuimos de Campinas hasta Pelotas, para un seminario de semillas en la Universidad Federal (UFPEL). No llevamos abrigo, imaginando que Pelotas era mas caliente que Campinas.
    Nuestra ignorancia quedó obvia a medida que nos aproximábamos a Pelotas y la temperatura iba bajando cada vez más. No había calefacción en la enorme sala utilizada para el Seminario. Sin embargo, mi colega y yo estábamos usando apenas camisas, intentamos disimular como si el frío no nos afectase, pues estábamos en una situación incomoda, por lo tonto que fuimos.
    Cuando la situación ya era insoportable fui hasta una ruta a tomar un poco de sol y vi un grupo de trabajadores alrededor de una hoguera. Corrí cerca del fuego, desesperado para sentirme caliente. Los trabajadores me cedieron un buen lugar próximo al fuego y me ofrecieron una bebida caliente, mi primer mate caliente (Chimarrao). En mi visita de este año traje tricotas y camperas como si tuviese que viajar a Tierra del Fuego.          El objetivo de la visita de este año fue participar del “Salón de Semillas Mudas y Nuevas Tecnologías”, en la Universidad de Passo Fundo (UPF), fue mi primera visita a aquella ciudad, y quede bastante impresionado con la agricultura, también con el campus de la UPF. Presenté una disertación sobre Deterioración y Vigor de Semillas, que me pareció haber sido muy bien recibida por los participantes. De Passo Fundo, Silmar Peske y yo fuimos hasta Pelotas, donde visité la SEED News y presenté un Seminario en la UFPel, para un grupo grande de estudiantes.                
    Como no hacia frío y yo todavía estaba usando una campera, no tuve que salir en busca de una hoguera. Los cambios producidos desde mi primera visita son sorprendentes. Pelotas es hoy una ciudad moderna. La UFPel cuenta ahora con excelentes programas de graduación en las más diversas áreas. El grupo de Ciencia y Tecnología de Semillas, tiene programas que alcanzan diversos países. El cultivo de arroz, así como el de trigo son altamente mecanizados y enteramente comerciales, en cuanto a la soja se tornó un cultivo de extrema importancia.
   Congratulo al Gobierno del Brasil por la EMBRAPA, que desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de la agricultura del País. Los cambios en la infraestructura son talvez las mas notables, el sistema de carreteras, los aeropuertos y así mismo otras cosas. Más, felizmente no cambiaron: la gentileza, el optimismo, el buen humor y la naturaleza afectuosa del pueblo brasilero, así como el hecho de que sea donde fuere que los amigos se reúnan, existe animada conversación, buena bebida y excelente comida.                 

    “Me interesó mucho el hecho de que gran parte de las semillas de soja sean clasificadas por tamaño y tratadas con protectores químicos.”    
             
    Unas pocas observaciones con referencia a semillas.               
    La industria de semillas en Río Grande del Sur (RS), está bien organizada y muy moderna disponiendo para los agricultores semillas de alta calidad. Me interesó mucho el hecho de que gran parte de las semillas de soja sean clasificadas por tamaño y tratadas con protectores químicos. De vuelta a los Estados Unidos, procuré descubrir lo que nuestra industria de semillas de soja está haciendo en este sentido, y supe que apenas una ínfima cantidad de semillas soja es clasificada por tamaño. La mayor parte de las semillas de soja, son procesadas en la mesa de gravedad o separador por densidad.               
    En especies de semillas o en lotes donde existe una considerable variabilidad en el tamaño de las semillas, el separador por gravedad realmente separa las semillas sobre la base de ambos, tamaño y densidad. Así, algunas de las semillas menores pesadas son descartadas junto con aquellas semillas de baja densidad o quebradas. No existen evidencias de que semillas pequeñas y maduras sean inferiores a semillas de tamaño mayor. En la realidad, existen algunas evidencias de que las semillas menores presentan mejor emergencia que las semillas grandes en suelos pesados. Así, imagino que las ventajas de clasificar semillas por tamaño en el Brasil, están relacionadas a un mejor desempeño en la siembra y en las diferencias sustanciales en el número de semillas por unidad de peso. Un kilogramo de semillas pequeñas puede sembrarse de 1.5 a 2 veces el área que podría ser sembrada con un peso equivalente de semillas grandes.              
   Con relación al tratamiento con protectores de semillas, las informaciones que obtuve indican que menos del 10% de semillas de soja son tratadas, y que generalmente el tratamiento es realizado a pedido del agricultor y después de la venta de la semilla. La razón mas obvia por la cual solamente una pequeña cantidad de semillas de soja sea tratada en los Estados Unidos a pesar de las evidencias de los efectos benéficos del tratamiento, es el gran riesgo asociado al tratamiento.               
    Semillas tratadas que no son vendidas, no pueden ser económicamente “conservadas” para uso en la próxima época y no pueden ser destinadas para el mercado de granos. El uso más común de semillas de soja tratadas es en la siembra directa, donde existe gran cantidad de restos de plantas sobre el suelo y el terreno de siembra no está bien preparado.               
    Volviendo al asunto inicial: gracias a los amigos brasileros por una visita inolvidable.
 

Compartilhar

newsletter

Receba nossas melhores
matérias em primeira mão!